Skip to main content

Posts

Showing posts from January, 2013

Los ancestros de tango congo

Nuestros ancestros, los hombres de Kibish, vivieron en lo que hoy es el territorio sur de Etiopía, al sureste del desierto del Sahara.   Los pueblos predominantes del África subsahariana se desplazaron por todo ese territorio durante varios siglos, originando el proceso más relevante de la prehistoria del continente africano: la expansión bantú. En tales migraciones arrastraron sus expresiones culturales. Una de ellas, tal vez la más primitiva, fue la música. Expresión de la existencia humana ante la naturaleza y el universo. En esos inicios, donde el tambor, en su definición más elemental, fue el objeto de tal expresión, podemos encontrar, sin temor a equivocarnos, la presencia ancestral de tango congo. 
En un instrumento de percusión, primero de forma natural y luego fabricado, fue donde primero expresó el hombre sus emociones. La voz necesitaba acompañarse de sonidos exteriores y en el proceso surgió el tambor.




Como se hace un Djembe en Africa
El tambor significa, por tanto, una de las…

Mi primer nombre: tango

M´banza Kongo. Siglo XVI. Grabado de época

Mi nombre es, luego del éxito del tango argentino a comienzos del siglo XX, muy disputado y controversial. Antes de eso siempre permanecía entre los oscuros espacios plantacionales, bien delimitados tanto en términos geográficos como culturales y los limitados espaciosotorgados, esos en los cuales por orden y decreto debía permanecer. Mis ancestros, bien lo saben Nzambi(1)y Olofin(2), guardaron entre ellos y traspasaron a sus descendientes lo telúrico que acompaña a mi nombre desde sus orígenes africanos. 
El campo semántico de ntangu, mi antecedente africano, es muy amplio y variado. Como nadie se ha puesto de acuerdo aún, dando pie a muchas teorías e hipótesis sobre su origen, sigo con mi interés primordial, muy alejado de academias y especialistas: poner a bailar y a gozar a medio mundo. 
De mi apellido no hay mucho que decir. Viene del Reino del Bakongo,  tierra de mis ancestros en el Africa Occidental, el más poderoso de toda el Africa Subs…

El ritmo de tango, o habanera, en la música clásica

En tiempos de internet, donde el afán por el conocimiento te puede llevar por caminos trillados, confusos o equivocados, hay que aprender a extraer la información de la manera más profesional posible. Hay seudo-verdades que se vienen arrastrando desde hace siglos. En el caso que nos ocupa, una variedad nada despreciable de equivocaciones: históricas, racistas, sociales, políticas, culturales, están inmersas en su poderoso caudal en relación a una de las células rítmicas que más ha influido en la cultura popular musical y bailable del continente americano: tango congo.
Mostraremos, a partir de trabajos publicados en diferentes épocas, los deslices y equivocaciones, intencionados o no, acerca de tango congo. El de hoy, Imágenes de España en la música de Debussy, es una monografía presentada por Paloma Otaola González a la Universidad Jean-Moulin Lyon 3. 
Trabajos como este confunden a los no entendidos sobre el tema, pues no aclaran con exactitud los términos musicales con los que elabora…

La primera habanera descubierta

El amor en el baile .Con este título se publicó lo que los musicólogos e investigadores han reconocido como la primera habanera escrita. Apareció en el periódico literario habanero La Prensa, un 13 de noviembre de 1842. Los versos, expresamente creados para cantarlos en una contradanza por primera vez, dicen así:
Yo soy niña, soy bonita
Y el pesar no conocí;
Yo soy niña, soy bonita,
Y el pesar no conocí. Pero anoche, ¡ay mamita!, Yo no se lo que sentí. Mi corazón latió así... ¡Ay!, yo creo se agita Porque el amor entró en mi. Mamita, sí, mamita, sí. No lo dudes, él palpita Porque el amor entró en mi. Mamita, sí, mamita, sí. No lo dudes, él palpita Porque el amor entró en mi. Porque el amor entró en mi.

En el periódico se habla de que fueron creados y cantados al compás de la música en 1841, unos meses antes de darse a conocer la noticia. Pero lo más importante que sucedió ese día, en uno de los salones del café La Lonja situado en la calle O´Reilly y a un costado del Palacio de los Capitanes Generales,…