Allegretto con grazia


                    1. Allegretto con Grazia

En la música, Alegretto con grazia(1) es un término italiano que significa ritmo con estilo elegante y fluido. En las partituras de algunas contradanzas cubanas de inicios del siglo diecinueve, en lugar de utilizar el término italiano los compositores señalaban: aire y tempo con sandunga. Muchas de estas contradanzas tienen temas utilizados en populares guarachas(2), género que existía ya en Cuba al finalizar el siglo dieciocho, y que, seguramente, dada la euforia popular existente en La Habana debido a la autorización de los bailes públicos que desde 1791 proliferaron por toda la ciudad, era el preferido por el público en los salones de la capital. La prensa de la época dejó constancia, con no pocas opiniones en que dichos bayles atentaban contra la moral pública. Pero primero, antes de pasar a las opiniones vertidas en la prensa de la época, veamos una de las letras de esas escandalosas y amorales piezas:


LA MULATA(3)
Yo soy la Reina de las mujeres
En esta tierra de promisión;
yo soy de azúcar, yo soy de fuego,
Yo soy la llave del corazón.

Estribillo
No se lo que tengo aquí,
Ni lo que me da;
¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!
No tiene cura mi enfermedad.

Si algún blanquito me dice:
Mulata santa, te quiero yo,
Doy media vuelta y que queda preso
En las varillas del malacó.

Yo soy la causa de que los hombres
Á las blanquitas no den amor,
Porque se mueren por mis pedazos,
Y los derrito con mi calor.

Yo soy de azúcar, yo soy de fuego;
Si corresponden á mi pasión;
Pero si quieren de mí burlarse,
Furiosa rujo como un león.
               A. O. Hallorans



Buenaventura Pascual Ferrer (1772-1851), periodista y escritor habanero, en su libro Viaje a la isla de Cuba, de 1798, escribe:

«Otra de las diversiones más apetecidas de los Habaneros, es el bayle, pues casi toca en locura. Habrá diariamente en la ciudad más de cincuenta de estas concurrencias y como son todas a puerta abierta, los mozos de pocas obligaciones suelen pasar en ella toda la noche. No se necesita ser convidado, ni aun tener conocimiento alguno en la casa para asistir, basta presentarse decentemente para baylar. En la plaza mayor hay una casa pública destinada para este defecto adonde se concurre por subscripción. Asisten a ella las familias más distinguidas del pueblo, y hay varios quartos destinados para baylar, refrescar, jugar, etc. Esta tertulia es sumamente útil para la civilidad de una población; pero me han dicho, que posteriormente ha decaído mucho su concurrencia sin saber por qué. Los bayles de la gente principal se componen de buenos músicos y se danza en ellos la escuela francesa; los demás se executan con una o dos guitarras o tiples, y un calabazo hueco, con unas hendiduras. Cantan y baylan unas tonadas alegres y bulliciosas, inventadas por ellos mismo con una ligereza y gracia increíbles. La clase de las Mulatas es la que más se distingue en estas lanzas».



Luis Victoriano Betancourt (1843-1885), otro periodista cubano, en su libro Artículos de costumbres y poesías -El baile, pg 178-, nos dice:

«Nada de escuelas para los artesanos, nada de bibliotecas abiertas, nada de gimnasios públicos, nada de educación sólida para la mujer, pero en cambio juegos de billar, juegos de toros, juegos de gallos, juegos de barajas, juegos de sacristía. Y luego bailes de día, bailes de noche, bailes de invierno, bailes de verano, bailes campestres, bailes urbanos, bailes ayer, hoy, mañana, tarde, temprano, ahora, luego, bailes aquí, allí, acullá, cerca, lejos, bailes así, bien, mal, desvergonzadamente; bailes de celdita, de cachumda, de cangrejito, de guaracha, de repiqueteo, de rumba, de chiquito abajo, bailes, en fin, modificados por todos los adverbios y calificativos por todos los adjetivos de los diccionarios todos».


No sólo los temas eran tomados de la guaracha. El tango congo, incorporado anónimamente a finales del siglo dieciocho a éste género, salta a la contradanza cuando ésta, llegada a La Habana desde España en la segunda mitad de los setecientos, según nos cuenta la investigadora cubana Zoila Lapique, adquiere aires de cubanía en las creaciones de Manuel Saumell Robredo, su progenitor y uno de los más importantes compositores cubanos del siglo diecinueve. Tan importante, que no solo fue el padre de la contradanza criolla, como bien se conoce. También de la habanera (La amistad), el danzón (La Tedezco), la criolla (La Nené), la clave (La Celestina), la guajira (La Matilde), y de ciertas modalidades de la canción cubana (Recuerdos tristes). Alejo Carpentier, al enumerar todos los aportes del mulato habanero, nos cuenta:

...la invención rítmica y melódica de Saumell es asombrosa. En las cincuenta y tantas contradanzas de él que merecen el examen detenido, no hay dos páginas iguales. Nunca se repite. En 2 por 4 ó en 6 por 8 inscribe una increíble variedad de combinaciones rítmicas. Dotadas de dos partes -prima y segunda- las contradanzas de Saumell encierran siempre un contraste voluntario. La prima arranca a menudo con gran empaque de concierto clásico (La territorial, La Josefina) estableciéndose ya la variación, de tipo rítmico, generalmente, al reexponerse el tema inicial. Otras veces, la prima de Saumell es una deliciosa romanza que podría bastarse a sí misma, o una página agitada, casi patética, como la que abre La Luisiana, dedicada a Gottschalk (uno de los más importantes compositores norteamericanos del siglo dieciocho y elemento fundamental en la historia de tango congo en sus correrías por el sur estadounidense). La segunda, en cambio, es siempre cubanísima, de neto sabor folklórico... En esa parte suele conjugar de diversas maneras el ritmo de “tango” (se refiere a tango congo) que alimentó la guaracha en sus primeros tiempos...


Sandunga, palabra utilizada para describir en Cuba la manera de bailar de la mulata, entre otras acepciones, tiene sus orígenes, al igual que tango congo, en el continente africano. En próximo post hablaremos sobre la etimología de la palabra.


Notas
(2) La guaracha es un género musical cubano surgido a finales del siglo XVIII en La Habana. Su estructura es una mezcla de lo español y africano (tonadilla y … españolas y el patrón de origen africano tango congo.

Comments

Popular Posts