Skip to main content

TANGO CONGO la moral y la salud


El tango congo, con la sabrosura al bailar que genera su cadencia, ha causado más de un problema en las sociedades donde se ha insertado. Músicos y bailadores han estado en entredicho por las personas que, de una u otra forma, han ejercido el poder. Sea este político -los más comunes-, eclesiástico -los más protestones-, o mediático -los más puritanos. Los siguientes son ejemplos de cuanto ha molestado a la sociedad lo que finalmente ha sido el deseo de todos: el goce en pareja a través del baile. 

                             
                           Enciclopedia Auñamendi                                                 
...La habanera llegó también a Vasconia, y su popularidad aquí está fuera de toda duda. Con todo, su carácter de baile al agarrao le causó problemas con la autoridad eclesiástica, y también con la civil, por su inmoralidad. Estaba claro que estos bailes representaban una ocasión única en la sociedad de la época para el establecimiento de relaciones entre los sexos: única no ya por su contacto físico, sino también, y quizás más importante, por la intimidad e independencia que proporcionaba a la pareja. La búsqueda de la sintonía entre dos cuerpos y sólo entre ellos dos...

                 



Baile de Máscaras, pg 149
El baile, puñal agudo que penetra en el corazon y hace salir las lágrimas á los ojos, para llorar lágrimas de sangre i abismo cubierto de rosas por donde corre la muchacha sin ver que resbala, y se hunde, y desaparece; mónstruo que con la flauta atrae al jóven, y lo estrecha entre sus garras, y lo aprieta, y lo ahoga, y lo mata, el baile es la tumba de la inocencia, el sepulcro del honor, el panteon de la moralidad.
En los dias que no son de máscaras, yo he visto á la niña > inocente y tímida lanzarse en brazos de su amante, al través de una atmósfera emponzoñada, aspirando el corrompido aliento de la materia, entregando al placer impuro su virgen corazon...





La Habana. De 1810 a 1840, pg 168

Si atendemos á lo moral, eran mas sencillas las costumbres, pero no por eso mas sanas. De feria en feria, de baile en baile, y hasta de velorio en velorio, se divertía de contínuo la juventud, y salíase de quicios la vejez. El Angel con sus tortillas y su cangrejo ; la Salud con sus fuegos de artificio ; San Isidro, la Merced, Jesus Maria, todos los barrios tenian sus patronos, todos los patronos tenian sus fiestas, todas las fiestas tenian sus cunas, y sus mesitas, y sus convites, y sus bailes ; porque cuando se iba la novena, venia la octava, y cuando no habia octava, ni novena, se aparecian los altares de cruz y los velorios, resultando de todo esto un contínuo cantar y un contínuo bailar de Enero á Enero.

En "El Baile", pgs 179 y 180, deja muy en claro que desde hace casi dos siglos el baile "es cosa a tomar muy en serio" en la isla de Cuba.

Ayer y hoy; en la caduca Europa y en la floreciente América, en los bosques de los salvajes y en los salones de la civilizacion ; siempre y en todas partes se ha bailado, porque el baile es la risa de los piés, y cuando el ánimo está alegro, gusta demostrar su alegria. Bailaba el rey David, al son de su arpa ; bailaba el sábio Salomon; bailaba el pueblo romano detrás del carro de su muy amado Neron ; bailaba el siglo de Luis Catorce; baila el oso cuando le dan con el garrote; baila el mono, cuando,le tocan el organillo; baila Juan de la Viña, cuando le tiran de la cuerda ; y nosotros, que somos tan buenos como todos esos señores, hemos bailado, y bailamos ; pero lo hacemos mejor que todos, porque hemos compuesto una danza, baile africano, con acompañamiento de clarinetes y cornetines; mezcla indefinible de zapateo tangoresfriadera del amor á lo grande, y sepulcro de muchas virtudes. Nosotros nos encontramos de manos á boca, con el baile, y abusamos de él; lo recibimos como un placer moderado, en último caso, y hemos hecho de él un renglon de primera necesidad, mas aun, el único fin de nuestras aspiraciones.

Y ¿ cuál es el abuso ? El abuso consiste en que las madres tienen el cuidado de enseñar á sus hijas á bailar, primero que á manejar la aguja, ó á estudiar los deberes de la familia • consiste en que los padres contemplan indiferentes el triste cuadro de la danza actual; consiste en que los jóvenes buscan en el baile, no el moderado entretenimiento, sino el público y vegonzoso desahago de sus pasiones y deseos; consiste en que el hombre, sin saber lo que se trae entre manos, aprende en casas asquerosas los cínicos movimientos de la danza, y los enseña mas tarde á las muchachas incautas, corrompiendo así á la misma con quien se casará mañana, y de la cual se atreverá á exigir fidelidad; como si el que ensucia el agua ántes" de beberla, fuera digno de poder apagar su sed con ella... 

En un artículo del Blog Dancemanía(2) se asocia el baile del Danzón a la salud mental de los ancianos. El Danzón, conservado en México más que en ningún otro país, está poniéndose de moda en la Gran Bretaña. Al menos en los asilos de ancianos del noreste inglés.
                                          



Comments

Popular posts from this blog

El ritmo de tango, o habanera, en la música clásica

En tiempos de internet, donde el afán por el conocimiento te puede llevar por caminos trillados, confusos o equivocados, hay que aprender a extraer la información de la manera más profesional posible. Hay seudo-verdades que se vienen arrastrando desde hace siglos. En el caso que nos ocupa, una variedad nada despreciable de equivocaciones: históricas, racistas, sociales, políticas, culturales, están inmersas en su poderoso caudal en relación a una de las células rítmicas que más ha influido en la cultura popular musical y bailable del continente americano: tango congo.
Mostraremos, a partir de trabajos publicados en diferentes épocas, los deslices y equivocaciones, intencionados o no, acerca de tango congo. El de hoy, Imágenes de España en la música de Debussy, es una monografía presentada por Paloma Otaola González a la Universidad Jean-Moulin Lyon 3. 
Trabajos como este confunden a los no entendidos sobre el tema, pues no aclaran con exactitud los términos musicales con los que elabora…

La primera habanera descubierta

El amor en el baile .Con este título se publicó lo que los musicólogos e investigadores han reconocido como la primera habanera escrita. Apareció en el periódico literario habanero La Prensa, un 13 de noviembre de 1842. Los versos, expresamente creados para cantarlos en una contradanza por primera vez, dicen así:
Yo soy niña, soy bonita
Y el pesar no conocí;
Yo soy niña, soy bonita,
Y el pesar no conocí. Pero anoche, ¡ay mamita!, Yo no se lo que sentí. Mi corazón latió así... ¡Ay!, yo creo se agita Porque el amor entró en mi. Mamita, sí, mamita, sí. No lo dudes, él palpita Porque el amor entró en mi. Mamita, sí, mamita, sí. No lo dudes, él palpita Porque el amor entró en mi. Porque el amor entró en mi.

En el periódico se habla de que fueron creados y cantados al compás de la música en 1841, unos meses antes de darse a conocer la noticia. Pero lo más importante que sucedió ese día, en uno de los salones del café La Lonja situado en la calle O´Reilly y a un costado del Palacio de los Capitanes Generales,…

Habanera

Tango Congo en la Habanera Una viaje por el mundo hasta hoy

En la habanera viajó tango congo a través de toda América, luego de un viaje a Europa en la obra del vasco Sebastián Iradier. El Arreglito, una de las habaneras del músico peninsular, fue incorporada a la ópera Carmen por George Bizet, pensando éste que era una pieza anónima de la música española, de la que tanto gustaba.  Llegó a América aupada en la fama que alcanzó Carmen, la obra del compositor francés. Y desde el río la Plata, en el sur americano, hasta el río Hudson, en  tierras norteamericanas, sintió el aplauso atronador de un público que no ha dejado de tararearla.
El siguiente artículo, de la musicóloga cubana María Teresa Vera, es un exhaustivo análisis de la procedencia de la habanera y sus raíces en la contradanza criolla.




Maria Teresa Vera La Habanera


La música es uno de los rasgos culturales en los que se denotan los primeros elementos nacionales. Desde el siglo XVIII se conocían en España géneros musicales “venidos d…