Skip to main content

Afroargentinos

Negros bailando Tango. Grabado del siglo XIX

La Comisión Permanente de estudios afroargentinos, dirigida por el antropólogo Norberto Pablo Cirio(1), es una institución dedicada al estudio de las raíces africanas en la cultura de Argentina. El legado africano en la cultura popular rioplatense es tan importante que una sola palabra lo define: tango.




Angel Villoldo - El negro alegre



Decir Argentina es decir Tango y decir Tango es decir Argentina. En el artículo Mi primer nombre: tango, publicado en esta página, retrocedimos en el tiempo para buscar los orígenes de la palabra tango. En América su antecedente más lejano data de 1836, cuando el geógrafo cubano Esteban Pichardo define: 'TANGO. N. s.m. Reunión de negros bozales para bailar al son de sus tambores o atabales'. (Diccionario Provincial de Voces Cubanas.)

Aunque no hay un acuerdo entre los estudiosos acerca de la etimología de la palabra, si podemos definir que es palabra de origen Bantú.

La composición étnica del país sureño es mayoritariamente blanca y la historiografía nacional argentina se ha empeñado en remarcarlo, reconociendo a la etnias aborígenes como su segundo componente y relegando al olvido el aporte africano. Pero así es la vida, popularmente hablando. La palabra con que más se identifica a un argentino en el mundo, luego de su gentilicio, tiene orígenes africanos.



Candombe argentino, afroargentino en su variedad porteña.



En la habanera llegó el tango congo al Río La Plata. La milonga, la maxixe brasileña y el tango argentino asimilaron, en su base rítmica, el patrón rítmico proveniente de La Habana y presente en la isla caribeña, al menos, desde el siglo XVIII cuando fue asimilada por la contradanza importada para hacerse criolla. Uno de los rasgos primeros de la nacionalidad americana: lo criollo.

Notas
(1)La música afroargentina a través de la documentación iconográfica. Norberto Pablo Cirio


Comments

Popular posts from this blog

El ritmo de tango, o habanera, en la música clásica

En tiempos de internet, donde el afán por el conocimiento te puede llevar por caminos trillados, confusos o equivocados, hay que aprender a extraer la información de la manera más profesional posible. Hay seudo-verdades que se vienen arrastrando desde hace siglos. En el caso que nos ocupa, una variedad nada despreciable de equivocaciones: históricas, racistas, sociales, políticas, culturales, están inmersas en su poderoso caudal en relación a una de las células rítmicas que más ha influido en la cultura popular musical y bailable del continente americano: tango congo.
Mostraremos, a partir de trabajos publicados en diferentes épocas, los deslices y equivocaciones, intencionados o no, acerca de tango congo. El de hoy, Imágenes de España en la música de Debussy, es una monografía presentada por Paloma Otaola González a la Universidad Jean-Moulin Lyon 3. 
Trabajos como este confunden a los no entendidos sobre el tema, pues no aclaran con exactitud los términos musicales con los que elabora…

La primera habanera descubierta

El amor en el baile .Con este título se publicó lo que los musicólogos e investigadores han reconocido como la primera habanera escrita. Apareció en el periódico literario habanero La Prensa, un 13 de noviembre de 1842. Los versos, expresamente creados para cantarlos en una contradanza por primera vez, dicen así:
Yo soy niña, soy bonita
Y el pesar no conocí;
Yo soy niña, soy bonita,
Y el pesar no conocí. Pero anoche, ¡ay mamita!, Yo no se lo que sentí. Mi corazón latió así... ¡Ay!, yo creo se agita Porque el amor entró en mi. Mamita, sí, mamita, sí. No lo dudes, él palpita Porque el amor entró en mi. Mamita, sí, mamita, sí. No lo dudes, él palpita Porque el amor entró en mi. Porque el amor entró en mi.

En el periódico se habla de que fueron creados y cantados al compás de la música en 1841, unos meses antes de darse a conocer la noticia. Pero lo más importante que sucedió ese día, en uno de los salones del café La Lonja situado en la calle O´Reilly y a un costado del Palacio de los Capitanes Generales,…

Habanera

Tango Congo en la Habanera Una viaje por el mundo hasta hoy

En la habanera viajó tango congo a través de toda América, luego de un viaje a Europa en la obra del vasco Sebastián Iradier. El Arreglito, una de las habaneras del músico peninsular, fue incorporada a la ópera Carmen por George Bizet, pensando éste que era una pieza anónima de la música española, de la que tanto gustaba.  Llegó a América aupada en la fama que alcanzó Carmen, la obra del compositor francés. Y desde el río la Plata, en el sur americano, hasta el río Hudson, en  tierras norteamericanas, sintió el aplauso atronador de un público que no ha dejado de tararearla.
El siguiente artículo, de la musicóloga cubana María Teresa Vera, es un exhaustivo análisis de la procedencia de la habanera y sus raíces en la contradanza criolla.




Maria Teresa Vera La Habanera


La música es uno de los rasgos culturales en los que se denotan los primeros elementos nacionales. Desde el siglo XVIII se conocían en España géneros musicales “venidos d…